miércoles, 13 de febrero de 2013

Hortensia y Malena



Hortensia decía que no a lo que deseaba decir que sí.
Malena decía que sí a lo que le dijeron decir que no.
Hortensia ingenua y amarga como virgen en el calvario.
Malena astuta y almibarada como serpiente en el paraíso.

H llega un día a la casa de M ofreciendo la palabra divina. 
M se asoma semidesnuda por la ventana, relamiéndose los pecados nocturnos. 
H se pierde en las curvas que se adivinaban entre los pliegues del raso carmesí. 
M se rió cínica de las intenciones de los visitantes y ellos se fueron sin insistir. 
H rezaba cada noche pidiendo no volver a soñar con M desnuda.

Malena tiene las llaves de las puertas del infierno.
Hortensia se pudrió esperando conocer el cielo.




sábado, 9 de febrero de 2013

De mil amores



Las felinas sombras se confundían con la oscuridad. Por instantes se derramaba, en los espacios iluminados, un contorneo de curvas ondulantes.  En aquel turbio rincón, se cruzaron sus caminos. Y se dejaron caer en la trampa, sólo para descubrirla.