sábado, 15 de marzo de 2014

La palabra divina I *

Por las noches busqué en mi lecho al que ama mi alma;
lo busqué y no lo hallé.
Y dije: Me levantaré ahora y rodearé por la ciudad;
por las calles y por las plazas.
Buscaré al que ama mi alma;
lo busqué, y no lo hallé.

¡Oh, si él me besara con besos de su boca!
Porque mejores son tus amores que el vino.
Por eso las doncellas te aman.

Atráeme, en pos de ti correremos,
Nos gozaremos y alegraremos en ti,
Nos acordaremos de tus amores más que del vino.

Y el olor de tu boca como de manzanas,
y tu paladar como el buen vino.
Ven, oh amado mío, salgamos al campo,
Allí te daré mis amores.

Ponme como un sello sobre tu corazón,
como una marca sobre tu brazo;
Porque fuerte es como la muerte el amor,
Sus brasas, brasas de fuego, fuerte llama.

Cantar de los cantares
de Salomón

* Selección.
Tema de amor

No hay comentarios:

Publicar un comentario