miércoles, 19 de marzo de 2014

La palabra divina III

Una palabra tuya bastará para sanarme...

Desde el principio hasta el fin de los tiempos.

La revelación ante la que me he rebelado
vuelve a buscarme y me encuentra
gritando el nombre del padre al cielo,
de nuestros padres que están en los cielos.

Sobre sus finas hojas
Jura el juicio
Verdadero testimonio.

Dispuestos a salvarme:
un demonio empapado de agua bendita
un exorcismo de pecados consumados
un acto de fe…

Y el milagro es la historia
del nacido de una virgen
que amó a una puta.

Y el misterio es un best-seller:
la salvación cabe en un libro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario